Av. Benito Juárez S/N, Santa María Huatulco, Oax. 958 58 1 41 85 cbtis231.dir@uemstis.sems.gob.mx Lunes a viernes de 07:00 - 15:00 Hrs.

¿El internet de las cosas?

De unos años para acá el concepto del Internet de las Cosas ha tomado especial relevancia en la industria tecnológica. En realidad, es una idea que se ha venido trabajando desde hace mucho tiempo, pero que no se había podido materializar hasta hace relativamente poco.

El internet de las cosas (Internet of Things, IoT, por sus siglas en inglés) es un sistema de dispositivos de computación interrelacionados, máquinas mecánicas y digitales, objetos, animales o personas que tienen identificadores únicos y la capacidad de transferir datos a través de una red, sin requerir de interacciones humano a humano o humano a computadora.

Una cosa, en la internet de las cosas, puede ser una persona con un implante de monitor de corazón, un animal de granja con un transpondedor de biochip, un automóvil que tiene sensores incorporados para alertar al conductor cuando la presión de los neumáticos es baja, o cualquier otro objeto natural o artificial al que se puede asignar una dirección IP y darle la capacidad de transferir datos a través de una red.

Gracias a las redes inalámbricas y el bajo costo de los nuevos procesadores, es posible que casi cualquier cosa, desde una aspiradora inteligente hasta un vehículo autónomo, forme parte de la IoT. Esto agrega un nivel de inteligencia digital a los dispositivos que les permite comunicar datos en tiempo real sin la participación de un ser humano, fusionando de alguna manera el mundo digital con el físico.

¿Cómo funciona el Internet de las Cosas?

Para que el mundo del IoT sea posible son necesarias dos cosas: dispositivos equipados con el hardware necesario para conectarse a internet y una infraestructura de telecomunicaciones que los soporte.

Y no es poca cosa. De acuerdo con un estudio de la consultora Gartner, para el año 2020 habrán aproximadamente 26 mil millones de dispositivos conectados al Internet de las Cosas.

Actualmente hay compañías que ya producen cosas como lámparas, termostatos, cámaras de vigilancia, cerraduras, refrigeradores o bocinas que pueden controlarse desde internet. Y cada vez son más los fabricantes que se suman a este mercado.

Pero la parte de la a infraestructura es algo más complejo. Las empresas de telecomunicaciones ya están trabajando en las nuevas redes 5G, que están diseñadas para soportar la enorme cantidad de dispositivos que estarán conectados y satisfacer sus necesidades de alta velocidad, baja latencia y poco consumo energético.

 Y, ¿todo es bueno y bonito en el Internet de las cosas?

Como se mencionaba al inicio, el IoT va más allá de los gadgets o las casas inteligentes. El verdadero valor del Internet de las Cosas está en el potencial que tiene para las industrias y los gobiernos. Sólo hay que preguntarnos: ¿cuántas cosas podrían ser controladas y monitoreadas con ayuda de internet?

Por ejemplo, esta tecnología podría servir para hacer más eficientes los procesos de producción en las fábricas, tener más control en la industria del transporte, ayudar en los servicios públicos (tráfico, alumbrado, seguridad, etc.), incrementar la automatización en el sector agrícola, monitorear las condiciones ambientales o mejorar los servicios de salud.

Sin embargo, un mundo hiperconectado también abre la puerta para que gobiernos y empresas tengan mayor poder y control sobre lo que hacemos.

Ustedes, ¿qué piensan de todo esto?

Por cierto, les recomiendo leer el libro "1984" de George Orwell, para lo cual pongo un enlace de descarga en el módulo ubicado a la derecha de este artículo. Está en formato ePub, por lo que deben instalar en su dispositivo electrónico una app que les permita leerlo. Pueden instalar PocketBook.



 

(1 Vote)

Leonel Orozco Celaya

Infografías

Aparatos que ayudan a resolver las tareas diarias de forma más fácil, rápida y con menor esfuerzo. Esos son los principales beneficios de los electrodomésticos inteligentes, dotados con los más recientes avances de la inteligencia artificial.

Video

¿Por qué leer "1984"?

1984 de George Orwell es un clásico de la ciencia ficción que nos hace reflexionar sobre la libertad de expresión y pensamiento así como la de la intimidad personal. Totalmente recomendable por su valor crítico y social.

Este libro supuso una revelación en su momento de publicación en 1947 y es uno de los tres libros clásicos de la ciencia ficción junto Un mundo feliz de Aldous Huxley y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury y que son base de referencia de la mayoría de la literatura de ciencia ficción posterior.

Síguenos en:

Ubícanos en:

Dirección:
Av. Benito Juárez S/N, Col. Centro, Santa María Huatulco, Oax.

C. P. 70980

Teléfono:
(958) 58-1-41-85

Correo electrónico:
cbtis231.dir@dgeti.sems.gob.mx